La industria del reciclaje de chatarra es una fuente fantástica de empleos ecológicos en el mundo. Reciclar nuestra chatarra en lugar de tirarla y extraer nuevos minerales no sólo ayuda a estimular la economía, sino que también es beneficioso para el medio ambiente de cinco maneras muy importantes.

El reciclaje de chatarra ayuda a reducir:

Residuos sólidos de vertederos

El reciclaje de chatarra ayuda a reducir la cantidad de material a granel que termina en los vertederos. Esto, a su vez, disminuye el tamaño de los vertederos y reduce la cantidad de recursos necesarios para su gestión.

Lixiviación química tóxica

Algunos metales que terminan en vertederos, en particular los utilizados en dispositivos electrónicos, plantean un riesgo de contaminación significativo. Los desechos electrónicos pueden lixiviar sustancias tóxicas como cadmio, plomo y mercurio en el suelo circundante. Estas toxinas pueden entonces fácilmente terminar en nuestra agua y aire también.

Minería de Recursos Preciosos

Aparte del reciclaje, la única manera de conseguir metal es extraerlo. Sin embargo, la minería del mineral puede tener efectos perjudiciales para el medio ambiente, como la destrucción física de la tierra y de los hábitats naturales que se encontraban en ella. También puede causar erosión y contaminación graves. Los metales utilizados en la electrónica dependen particularmente de las prácticas mineras destructivas.

Consumo de energía

Después de que los minerales son extraídos de la tierra, requieren aún más energía para ser fundidos y convertidos en materiales utilizables. Por otro lado, la fundición y remodelación de la chatarra es un proceso mucho más eficiente desde el punto de vista energético. El reciclaje del aluminio, por ejemplo, utiliza un 95% menos de energía que la fundición de un mineral.

Extracción de minerales químicos

La extracción de estos minerales vírgenes causa contaminación porque los químicos utilizados en el proceso minero contaminan la calidad del aire, el suelo y el agua subterránea. La minería también implica la destrucción de terrenos abiertos y arruina el hábitat de la vida silvestre local. El reciclaje reduce la necesidad de extraer mineral.

Gases de Efecto Invernadero

El reciclaje de chatarra en lugar de su extracción y el uso de grandes cantidades de energía para fundirla también reduce significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero. Los gases de efecto invernadero son actualmente la mayor amenaza para el medio ambiente y contribuyen tanto a la contaminación atmosférica como a los efectos devastadores del cambio climático.

 

El crecimiento económico y la responsabilidad ambiental pueden ir fácilmente de la mano. Todo comienza con gente común y corriente como usted, que trae su chatarra a los recicladores para el desguace en empresas como desguaces.eu que se encargan de la parte más compleja del negocio.